Suscríbete

Nuestro Blog

08 de septiembre Por Cursalab comentario

¿Cómo crear una cultura de capacitación laboral continua?

Los nuevos estilos de trabajo, la suma de las nuevas competencias laborales, el tiempo que invertimos en capacitarnos es un conglomerado de factores que se espera puedan ayudarnos a ser mejores profesionales en un mercado laboral tan competitivo. Y es que según Forbes, más del 55% de los empleados consideran que el crecimiento profesional y las oportunidades son más importantes que el salario. Por eso, las áreas empresariales responsables de la capacitación laboral y mejora continua necesitan estar alerta ante todas las nuevas necesidades de los puestos, pero sobre todo sumar el compromiso de los colaboradores con los procesos de capacitación.

Debido a ello, deben tomar en cuenta ciertos puntos relevantes como: 

  • Gestión del tiempo: Uno de los puntos de vital importancia es el tiempo a invertir en el plan de capacitación por colaborador, ya sea que esté o no integrado al horario laboral.
  • Independencia y accesibilidad: El colaborador podrá acceder a la capacitación laboral mediante múltiples dispositivos, evitando estar frente a una laptop y avanzar a su propio ritmo.
  • Indicadores de evaluación y gestión: Es importante traducir la parte cualitativa en cuantitativa, comparar los resultados de la capacitación con el desempeño de tu empresa: ventas, calidad y más.

Un dato extra.

Las plataformas eLearning permiten que podamos integrarnos más con nuestra nueva realidad. Lamentablemente, las restricciones debido a la pandemia continúan en pie y el adaptarnos a entornos más digitalizados contribuye con la adaptación a la nueva normalidad, además de poder seguir reforzando lazos de compromisos laborales. Además, dependiendo de las actividades que se programen, estas también podrán reforzar lazos de equipo y afianzar el clima y cultura organizacional. 

El plus. 

Además de mantener vigentes los conocimientos de nuestros colaboradores, la capacitación laboral puede formar parte del programa de retención del talento ya que, cuando una empresa apuesta por las habilidades de sus trabajadores, reducimos los índices de deserción laboral. Según un estudio realizado en 2019, el 44% de encuestados cambió o cambiaría de empleo por oportunidades de crecimiento profesional. Cabe considerar que el contar con mentalidades de crecimiento y que reconocen la importancia del desarrollo de habilidades laborales contribuye a la mejora y crecimiento de las empresas.